¿Cuando compensa tener un seguro a todo riesgo?

seguro a todo riesgo
El seguro de coche es uno de los seguros obligatorios. Si disponemos de un vehículo debemos de tenerlo asegurado según indica la ley. La legislación Española obliga a tener contratado un seguro a terceros o de responsabilidad civil. ¿Y esto que quiere decir?. Pues que como mínimo cubra los daños que causemos con nuestro vehículo a terceras personas. A partir de ahí las coberturas que se añadan es a elección del propietario, pudiendo llegar hasta el seguro a todo riesgo. Y ¿como se si me compensa contratar un seguro a todo riesgo? Pues hay que analizar distintas variables, como son la edad del vehículo, el uso que hagamos de el, y el coste que estemos dispuesto a asumir.

¿Que cubre el seguro a terceros?

El seguro a terceros es la cobertura mínima que debemos de contratar si tenemos un vehículo a motor. Es obligatorio para cumplir con la ley y cubre la responsabilidad civil del dueño y el conductor del vehículo. Como su nombre indica cubre los daños a terceros causados en un siniestro, pero no los daños propios. Si al seguro a terceros vamos añadiendo coberturas, como puede ser rotura de lunas, asistencia en carretera (limitada o ilimitada), robo, daños por fenómenos atmosféricos, atropello de animales cinegeticos… Las coberturas a incluir son variadas y cada compañía ofrece sus propias garantías. Si seguimos incluyendo coberturas vamos a desembocar al seguro a todo riesgo. Es el seguro mas completo en garantías pero también el que mas coste económico supone.

¿Que cubre el seguro a todo riesgo?

Cuando nos ofrecen un seguro a todo riesgo, en realidad es el seguro básico mas coberturas adicionales. No existe un seguro que reponga con un coche nuevo en caso de siniestro. Si bien si hay compañías que nos pueden llegar a indemnizar durante los dos primeros años por el valor que nos costo adquirir el coche. Entonces ¿que cubre realmente el seguro a todo riesgo?. Este seguro nos puede interesar si el coche es nuevo y hasta los dos años de antigüedad. Y ¿que coberturas ofrece? pues las mas significativas es que cubren los daños propios, y daños causados por terceros sin identificar (como pueden ser actos vandalicos), ademas de mejorar las coberturas básicas.

Según cada compañía todo puede variar sustancialmente, sobre todos los importes de cobertura de cada póliza. Un factor muy importante a tener en cuenta es que un coche pierde valor constantemente. Nada mas salir del concesionario pierde hasta un 30% de su valor.

La clave, ya que el vehículo tiende a depreciarse, es conocer la indemnización que conceden las aseguradoras. Esta tiende a disminuir con el paso de los años. Si ocurre un siniestro y este no se considera siniestro total, se cubre el coste de la reparación. Pero si la reparación de nuestro vehículo es superior al 75% del valor venal del mismo, la entidad aseguradora lo declarará como siniestro total. En este caso nos indemnizará por el valor venal del vehículo según su antigüedad.

Seguro a todo riesgo con franquicia

Otra opción es contratar un seguro a todo riesgo con franquicia. En este caso se suele abaratar bastante la prima. Si ocurre un siniestro el asegurado asumirá la parte convenida en la póliza como franquicia. El montante restaste del coste lo asumirá la aseguradora.

Una cuestión que hay que tener muy en cuenta, es que la franquicia se paga por cada siniestro. Supongamos que he tenido una colisión siendo yo el culpable y ademas tengo un arañazo en otro lugar del coche que no se quien la ha hecho. Tengo un seguro a todo riesgo con una franquicia de 200€. Pues tendría que abonar los 200€ para el arreglo de la colisión y otros 200 € para arreglar el arañazo puesto que son siniestros distintos. Del resto del importe de la reparación se haría cargo la compañía.

Últimos consejos

Cuando tengamos que decidir que seguro elegir es importantisimo estudiar detenidamente las coberturas. Porque en caso de tener que hacer uso de el SOLO nos van a compensar del daño según las condiciones pactadas en la póliza. También debemos valorar que uso le damos a nuestro vehículo para valorar los riesgos que vamos a asumir. Esta claro que los siniestros son siempre imprevistos y no sabemos cuando van a ocurrir. Pero si tenemos un vehículo que usamos muy frecuentemente, lógico es que tendremos mas riesgo. Si por el contrario su uso es esporádico también podemos tener siniestros pero estamos menos expuestos.

Jugando con las variables que hemos comentado si el vehículo es nuevo y lo usamos continuamente quizá lo mas interesante es un seguro a todo riesgo, o uno a todo riesgo con franquicia. Si el vehículo tiene cierta antigüedad es necesario ir valorando. Seguramente se adaptara mejor un seguro a terceros, o un terceros ampliado, precisamente por el valor venal que pueda tener el vehículo.

Como ultimo consejo compara distintas ofertas de aseguradoras porque cada compañía ofrece sus propias coberturas y por importes que varían.

Te puede interesar leer:

Conducir sin seguro obligatorio ¿conoces los riesgos?

Consecuencias del impago de seguro del coche

¿Qué es un seguro de coche con franquicia?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: